Pasa para el fondo y ponte cómod@, hay gente muy maja y bebida fresquita. Estás en mi bitácora donde todo se relativiza, un poquito de ciencia, una pizca de humor, algo de actualidad y bastante sexo, como no.

lunes, 6 de junio de 2011

Ser padre

Hay una frase que no por típica deja de ser cierta, los amigos son aquellos que están en los momentos difíciles. En esos momentos en los que tu vida se tambalea, que pierdes el Norte y necesitas un hombro donde llorar, o un consejo que seguir, es cuando te encuentras a la gente realmente importante, casi siempre te llevas sorpresas, para bien o para mal hay gente que te defrauda y se esconde, y otra que nunca esperarias que estuviera alli.


Sin embargo, tus padres, esas personas a las que llevabas la contraria en tu juventud y principio de madurez (si algún dia se tiene), que te decían lo de "cuando seas padre comerás huevo", nunca te fallarán, te darán todo lo que tienen: su tiempo, su experiencia, su dinero, su casa, su amor y cariño..., todo por hacer feliz a su hijo. Y eso solo se comprende realmente cuando eres padre, y ves sufrir a tus hijos.

La gente que no quiere tener hijos, a mi parecer, se pierde una parte maravillosa de la vida y que no lograrán entender nunca, y no simplemente por el hecho de ser padres, si no por todo lo que conlleva en tu visión de la gente que te rodea, y del mundo donde vives. No quiero decir con esto que no entienda a estas personas, ni que sea como el cura que en el cursillo prematrimonial nos dijo que "un matrimonio sin hijos es una mierda", pero estoy convencido de que no logran a atisbar lo que implica.

Un "te quiero" sin venir a cuento de tu hijo, con abrazo incluido, es de los mayores regalos que puedas tener en esta vida, y eso, sin ser padre, es algo inalcanzable a sentir.

5 comentarios:

noe dijo...

pero que razon tienes....es verdaderamento lo que yo pienso, y cuanto mas vivo mas me doy cuenta de ello...
besos

noe

Josemy dijo...

bueno hay mas cosas en la vida ,hay que descubrirlas ¡¡¡pero eso no quiere decir que no existan

belkis dijo...

Tienes razón en todo y de lo que más orgullosa me siento en la vida es de haber sido madre y del amor de mis hijos.
Pero ojo, para que estés preparado cuando llegue el momento ya que aún no tienes la suficiente edad madura como para encontrártelo:
Llega un momento en que das todo por tus hijos (eso siempre) y coincidirá en el tiempo con ese momento en que tienes que dar también todo por tus padres, pues puede que se hayan hecho mayores y te necesiten.
En ese momento descubres tu capacidad de adaptación y que tu amor puede llegar a no tener límites.
También puede parecerte que estás enmedio de dos frentes, das y das amor pero no recibes en la misma medida. Aguanta!: pasada esa primera etapa, verás que uno puede sentirse tan orgulloso de ser padre como de ser hijo.
Ains...perdona la extensión

El farero dijo...

Me encanta que te extiendas mujer. Pues si debe ser una etapa tb para disfrutar.
Josemy bienvenido al blog, claro que hay mas cosas, fijate si estoy de acuerdo que tengo hasta un blog donde compartir cosas jejeje

Rosa m dijo...

esta claro que es una parte maravillosa de la vida, para los que ya somos padres, LA MAS increibe y satisfactoria.
Cuando eres madre, lo que esperabas que fuera maravilloso lo es aun mas, aunque lo malo tb es mas malo, cuando estan malitos o sufen...